Archivo de la etiqueta: comedia

CINE: LA NOVIA CADÁVER

En el grupo de Tertulia acabamos de leer

“La ridícula idea de no volver a verte” y como final del libro os invitamos a ver:

 “La novia cadáver” de Tim Burton

Este próximo lunes 7 de marzo a las 19:00

noviacadaver-610xxx840x80

Ambientada en un pueblecito europeo en el siglo XIX, esta película cuenta la historia de Víctor , un joven que es llevado de repente al infierno donde se casa con una misteriosa Novia cadáver, mientras que su verdadera novia, Victoria espera en el mundo de los vivos. A pesar de que la tierra de los muertos resulta ser más colorista que su estricta educación victoriana, Víctor aprende que no hay nada en este mundo, ni en el siguiente, que pueda separarle de su único y verdadero amor. Es un cuento de optimismo, romance y una “otra vida” muy animada, contada con el clásico estilo de Tim Burton.

FacebookTwitterGoogle+EmailCompartir

IDENTIDADES ASESINAS (Amin Maalouf)

Durante este trimestre en el grupo de la Tertulia Literaria hemos estado leyendo “Identidades Asesinas” de Amin Maalouf. Tal y como dice la introducción, se trata de una denuncia apasionada de la locura que incita a los hombres a matarse entre sí en el nombre de una etnia, lengua o religión.

maaloufidentidad

“Desde que dejé Líbano en 1976 para instalarme en Francia, cuántas veces me habrán preguntado, con la mejor intención del mundo, si me siento “más francés” o “más libanés”. Y mi respuesta es siempre la misma: “¡Las dos cosas!” Y no porque

quiera ser equilibrado o equitativo, sino porque mentiría si dijera otra cosa. Lo que

hace que yo sea yo, y no otro, es ese estar en las lindes de dos países, de dos o tres

idiomas, de varias tradiciones culturales. Es eso justamente lo que define mí

identidad. ¿Sería acaso más sincero si amputara de mí una parte de lo que soy?…

La identidad no está hecha de compartimentos, no se divide en mitades, ni en tercios o en zonas estancas. Y no es que tenga varias identidades: tengo solamente una, producto de

todos los elementos que la han configurado mediante una “dosificación” singular que nunca es la misma en dos personas…….”

Estas son algunas de nuestras reflexiones:

“El autor hace hincapié en que la persona no es sólo del sitio donde nace, cada persona tenemos muchas identidades y esto es una riqueza. Sin embargo, siempre tendemos a catalogar.”

“Somos mestizos en nuestras identidades. Lo malo es cuando nos quieren ver desde una sola óptica. Hay personas que tienen su identidad a flor de piel y les resulta imposible desprenderse de ella. Son las personas que aparecen como diferentes para un grupo y ese grupo es incapaz de reconocerlas fuera de esa identidad.”

“Somos un crisol de identidades pero nos vemos obligados a vivir la identidad de otro.

De la modernidad, de lo occidental, del cristianismo, etc. Y esto también se extiende al plano afectivo-sexual.

“La identidad de la mayoría o de los más poderosos es la que impera y así vivimos bajo las identidades de otros.”

“Prejuicios y estereotipos, si no aprendemos a identificarlos y verlos como tales no aprendemos a salir de ellos”

“¿Las tradiciones deberían conservarse aun cuando son dañinas o van en contra de la persona? No todas las tradiciones merecen ser mantenidas. Tendemos a ver siempre lo malo de otras tradiciones y somos incapaces de ver lo malo de las nuestras.”

Como final del libro os invitamos a la proyección y al debate de la película Yo quiero ser italiano” el próximo lunes 11 de enero a las 19:00

 

CINE FÓRUM: “Uno, dos, tres”

Domingo 16 de noviembre a las 19:00 h

(Tercera y última proyección del ciclo de humor)

Director: Billy Wilder

Año: 1961

Duración: 108 minutos

Época de la Guerra Fría. C.R. MacNamara, representante de una multinacional de refrescos en Berlín Occidental, acaricia desde hace tiempo la idea de introducir su marca en la URSS. Sin embargo, en contra de sus deseos, lo que su jefe le encarga es cuidar de su hija Scarlett, que llega a Berlín esa misma tarde. Se trata de una díscola y alocada joven que, con dieciocho años, ya ha estado prometida en cuatro ocasiones. Pero lo peor es que, eludiendo la vigilancia de MacNamara, la chica se enamora de Otto Piffl, un joven comunista que vive en la Alemania Oriental.

Entrada libre para mentes libres, en pantalla grande para corazones grandes.